Monday, January 09, 2006

09.01.2006

¿Ser o no ser?…¿con corbata es la cuestión?


No puedo dejar de hablar de los códigos. Y no de los de barra o los herméticos mecanismos para encriptar información que están tan en uso hoy en día. No nada de eso.

De lo que quiero hablar es más bien de la forma y el fondo. Ocurre que en estos últimos días hemos visto al electo presidente de Bolivia asistir a una gira mundial de visitas a mandatarios y claro, no ha estado exenta de polémica en los países monárquicos debido a la manera en que se ha vestido el señor Morales en cada ocasión diplomática. El señor Morales se ha dado el lujo de presentarse ante los reyes españoles cual si anduviese “mochileando” por Europa. Pantalón con pinzas y chaleco de lana, “fina lana de alpaca” diría su asesora, “no lo miren en menos, es finísimo”. Y aún hay mas, parece que la mochila es pequeña porque lleva días sin cambiarse de ropa, reunión tras reunión el mismo atuendo autóctono y pueril que ha causado revuelo mediático y que ha sido escrutinio de opinólogos y diplomáticos, que en países monárquicos como la madre patria suelen ser mas meticulosos con el protocolo. Es cuestión de historia.

Pero me pregunto yo, ¿importa de verdad que el mencionado candidato electo se vista de alpaca y sierra boliviana? Pues la verdad es que muchos lo han defendido diciendo que esta actitud demuestra su origen étnico y su compromiso con la causa que enarbola y tal y cual concepto que se arranca con el fin de dejar claro que Evo Morales es, al final del camino, “un hombre consecuente con sus ideales”.

Personalmente creo que es un soberano…error. Estoy seguro que Evo Morales aunque se vistiera del mas fino traje de lana (para el frío europeo de estos días) no cambiaría en nada su postura. El señor Morales está donde está por reconocimiento popular. El pueblo ha querido que el los represente y no por su manera de vestir si no por sus ideas, sus convicciones sus orígenes. Nada eso cambiaría si asumiera que, aunque no le guste, ya no es un cocalero al lomo de un caballo. Ahora es un mandatario con foco internacional. Ahora el destino de un país está en sus manos y su compromiso es irrenunciable. Ya no hay vuelta atrás para Evo Morales. Y nada tendría de malo que asumiera esa posición nueva que ocupa en el orden político y social de su país y recogiera los “códigos” con que se identifica y muestra su mundo en el mundo.
Trajes, protocolos, representantes, asesores, etc., son ahora su mundo y debe aceptar humildemente que hay ciertos códigos en términos de lo que es y se ve de él, que debe hacer suyos.

Presentarse así como lo ha hecho ante las autoridades Europeas no es un signo de sus ideas o intenciones, es un signo de las herramientas que el maneja para la ejecución de esas ideas. La rebeldía, la agresión escondida y el velado resentimiento tal vez. N hombre claro en sus ideas no teme ponerse un traje y corbata creyendo que arriesga ser considerado lo que no es. Eso lo ha demostrado con creces en su país que lo eligió presidente. El sabe hablar y el resto es comparsa. Sus ideas son más fuertes que su “pinta” y no le hará nada mal demostrar altura de miras e incorporar los códigos de la diplomacia a su repertorio de mensajes implícitos.

Hay que ver que ningún futbolista salido de las poblaciones se ha negado a usar estoperoles para jugar en la selección, aunque haya aprendido a jugar al balompié en la pobreza y descalzo. A muchos nos cuesta encorbatarnos cada día para venir a trabajar más aun cuando lo hacemos encerrados en una oficina todo el día y tenemos la percepción de que si estuviéramos de pantalón corto trabajaríamos igual. Y es cierto, pero eso son “códigos”. Son las formas de expresión con que los grupos se identifican. Y si quieres pertenecer a ese grupo, debes entender que hay muchos que deberás aprender.
Se le llama protocolo, se le llama educación, cultura, etc., pero a mi me gusta llamarlo “independencia”.

Me siento independiente cuando asumir códigos de conducta ajenos a mi no compromete mi discurso y mi percepción del mundo y solo mejora la manera en que me relaciono con los demás. Es una manera de establecer un lenguaje comun para entes diversos.
Y me siento independiente cuando la gente me reconoce, me valora y me respeta por eso.

3 comments:

Consuelo said...

....sin palabras...
que quieres que te diga...toda la razón po' chicoblog...
toda la razón...
En un mundo ,
donde todos nos creemos la guinda de la torta...
donde creemos que decir todo sin tapujos y como salga, es ser abierta, espontánea y extrovertida, sin darnos cuenta que hemos sido hirientes, vanales y hasta vulgares...
donde creemos que casarnos como Dios manda, es cosa del pasado y que lo mejor y mas cool es convivir para ver " si resulta" ...(buen tema para debatir)
en que tener hijos soltera..."para no quedarse sola" o antes que se detenga "nuestro reloj biológico" , es de los más normal y bien por eso , si total los podemos mantener....(buen tema para debatir)

No señor .... necesitamos códigos!!!
no soy mojigata !! pero paremos un poco ....vamos muy rápido !!!
necesitamos esos códigos que olvidamos...esos que nos enseñaron nuestras abuelas..y quizas hasta nuestras madres,
respetemosnos y respetemos los códigos que están impuestos por años , hechos por el hombre y para el hombre y que por algo están...

Carola said...

Estoy de acuerdo contigo en la importancia de algunos códigos y en que las personas no cambiamos nuestras ideas por vestirnos distinto.
Sabes Chico, a mi lo que me llama la atención, no es tanto que se vista informal, sino que la discusión de la prensa y de la ciudadanía se centre en la ropa que debe o no usar Evo Morales, siendo que hay temas más importantes y prioritarios que pueden desprenderse de la elección de ese presidente.

kdufo said...

huele a kaka